Cuba anuncia el fin de las tareas de rescate en el siniestrado hotel Saratoga

Compartir

Las autoridades cubanas anunciaron este jueves el fin de las tareas de rescate en el Saratoga, el hotel de La Habana que sufrió el pasado viernes una explosión en la que murieron 44 personas.

El último parte del Ministerio de Salud Pública (Minsap) mantenía en 98 la cifra de lesionados en el accidente, de los que sólo 16 permanecen hospitalizados.

El accidente, presuntamente por un escape de gas, provocó graves daños en el edificio, con el derrumbe de una sección del inmueble y la caída de la mitad de la fachada, así como daños en 17 construcciones colindantes.

Luego de concluidas las labores de rescate y salvamento, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, decretó dos días de duelo oficial, desde las 6.00 horas del 13 de mayo hasta las 24.00 del 14 de mayo, informó el diario oficial Granma.

“Durante la vigencia del duelo oficial, la Bandera de la Estrella Solitaria deberá izarse a media asta en los edificios públicos e instituciones militares”, añade el comunicado.

Previamente, el jefe del Cuerpo de Bomberos de Cuba, el coronel Luis Carlos Guzmán, declaró a medios locales de prensa que los equipos habían encontrado el cuerpo del último desaparecido según los reclamos de los familiares.

“Hasta este minuto, sigue siendo la última persona desaparecida”, aseguró Guzmán en referencia al cuerpo encontrado, presuntamente de una camarera que estaba en el inmueble cuando explotó el viernes pasado.

Añadió, citado por la estatal Agencia Cubana de Noticias, que ahora seguirán con las labores de limpieza y retirada de escombros en el área donde ocurrió la explosión.

Todos los muertos identificados hasta el momento son cubanos, excepto una joven turista española.

El Gobierno cubano ha reiterado que la causa del accidente fue un escape de gas cuando un camión cisterna de gas licuado estaba recargando un depósito del establecimiento.

El Saratoga, construido en 1880, funcionaba desde 1911 como un hotel. Su última restauración tuvo lugar en 2005.

INFORMACIÓN EFE // FOTO AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *