Algunas autoridades ancestrales y líderes indígenas podrían ser judicializados por obstruir la labor de la Fuerza Pública en varios municipios del Cauca

Compartir

El comandante de la tercera división del ejército, brigadier general Jhon Jairo Rojas Gòmez, declaró hoy que en el municipio de Toribio hubo obstrucción al operativo que permitió la captura de Luis Ever Ramos Boyocuè, alias “Yimmy o Chengo”, quien era uno de los principales cabecillas del grupo armado organizado residual, disidencia de las FARC, estructura Dagoberto Ramos.

Comentò que varios militares fueron retenidos por los indígenas y luego los obligaron a caminar hasta la cabecera municipal de Toribio. “Nosotros estamos para proteger a la sociedad civil”, expresó el general Rojas Gòmez, al exteriorizar que “esa clase de reacciones no las hacen los indígenas contra quienes hacen parte de las bandas criminales”.

Asegurò que instaurò la denuncia correspondiente para que la fiscalía general de la nación se encargue de indagar a fin de establecer sì existen responsabilidades penales.

FOTO DE ARCHIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *