Viruela del mono es declarada como una emergencia de alcance internacional

Compartir

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, anunció la activación del nivel de alerta máxima para hacer frente al brote de viruela del mono. 

Tedros hizo el anuncio en un momento en el que el brote de casos de viruela del mono afecta más de 16.000 personas en 74 países y tras la reunión del jueves del comité de emergencia de expertos que estudió si el brote actual de la enfermedad amerita o no el nivel de alerta máxima. 

“He decidido declarar una emergencia de salud pública de alcance internacional”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en una rueda de prensa, afirmando que el riesgo en el mundo es relativamente moderado, salvo en Europa, donde es alto. 

Sin embargo aclaró que “por el momento se trata de una epidemia que se concentra entre los hombres que tienen sexo con hombres, en particular los que tienen múltiples parejas sexuales”.

En sus palabras, “es una epidemia que se puede detener con las estrategias correctas con los grupos de población correctos”. 

Lo cierto es que su decisión, que la tomó a pesar de que el comité de emergencia que se reunión el jueves pasado no llegó a un consenso, es una alerta para que los estados “tomen medidas enérgicas para detectar rápidamente la enfermedad, aislar y tratar los casos y buscar contactos”. 

“Es un llamado a la acción, pero no es el primero”, dijo Mike Ryan, responsable de emergencias de la OMS, quien esperó que la alerta permita una acción colectiva contra la enfermedad.

En ese sentido, la OMS emitió recomendaciones para cuatro grupos de países: “los que aún no han identificado un caso; los que enfrentan transmisión entre humanos; los que tienen transmisión de animales a humanos; y los que pueden hacer vacunas”. 

Son recomendaciones para que se intensifique las medidas de vigilancia y salud pública, y así mismo, se acelere la investigación en torno a tratamientos y vacunas. 

La viruela del mono no es una enfermedad de transmisión sexual, pero fuera de las zonas endémicas afecta a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, con algunas excepciones. 

Según un estudio del New England Journal of Medicine realizado sobre 528 personas en 16 países, el más amplio hasta la fecha, el 95% de los casos se contagiaron tras relaciones sexuales.

Sobre esto, Tedros había dicho que “esta forma de transmisión representa tanto una oportunidad para realizar intervenciones de salud pública focalizadas y un reto, ya que en algunos países las comunidades afectadas se enfrentan a formas de discriminación que ponen en riesgo sus vidas”. 

INFORMACIÓN AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *