Defensoría nacional del pueblo solicitó al gobierno departamental convocar a una mesa de diálogo

Compartir

La defensorìa nacional del pueblo, solicitò del gobierno departamental del Cauca, convocar a la mesa de diálogo que se creò para encontrarle una salida civilizada al conflicto de la tenencia de la tierra que hoy se presenta en el norte, especialmente en municipios de Corinto, Padilla, Guachenè, Caloto, entre otros.

El defensor del pueblo en el Cauca, Daniel Eduardo Molano Piamba, expresa su preocupación debido a que se agudiza el conflicto y no hay respuesta para evitar las confrontaciones entre indígenas con los trabajadores de la industria azucarera.

Por su parte, en un análisis periodístico en el diario El Tiempo, se informa que “El Cauca tiene casi 3 millones de hectáreas, de las que unas 55.000 están sembradas con caña en el norte del departamento. Este año van 800 hectáreas de cañicultores afectadas por las invasiones y cerca de 6.400 en las últimas dos décadas para esa agroindustria, que es clave para el desarrollo y el empleo en esa zona del país. Son 21 fincas afectadas desde 2005 en los municipios Guachené, Padilla, Corinto, Miranda y Caloto y centenares de familias desempleadas, muchas de ellas de origen afro”.

Màs adelante ese informe señala que “La Agencia Nacional de Tierras informa que las comunidades indígenas –que representan el 28 por ciento de la población total del departamento– han recibido en el Cauca 202.000 hectáreas con títulos ya formalizados, y hay pretensiones por otras 570.000 hectáreas. 

De las hectáreas ya formalizadas, señala la ANT, unas 64.000 tienen una vocación claramente agrícola. “Los resguardos indígenas del departamento del Cauca tienen mayor presencia en bosques naturales y áreas no agropecuarias”, dice un documento de esa entidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *