La delincuencia afecta el desarrollo del departamento

Compartir

Los ladrones impiden la continuidad de las obras de la doble calzada Santander de Quilihao – Popayán iniciadas hace tres meses.

El Concesionario denunció que han sido objeto durante estos últimos días de daños en los equipos y hurto de equipos y maquinaria amarilla lo cual perjudica notablemente la ejecución de los trabajos.

Como es de conocimiento Público, la obra que tiene una asignación presupuestal de $1.7 billones, debió iniciarse hace seis años, pero diversas dificultades legales, ambientales y de contratación la han atrasado.

Cuando se inicia debe suspenderse a causa de los ladrones, señalaron ingenieros responsables de los trabajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *