Advertencia por posible emergencia natural en el municipio de Caloto

Compartir

En máxima alerta se encuentran más de 2000 personas, pertenecientes a la zona de reserva campesina – Astrazonacal- Pupsoc- Fensuagro, ubicada en el municipio de Caloto, Norte del Cauca. En la tercera misión de control y verificación territorial campesina se pudo evidenciar, junto a la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, medios de comunicación alternativos, presidentes de Juntas de Acción Comunal, la Guardia Campesina y la comunidad, que están en alto riesgo 8 veredas del territorio campesino: El Pedregal, El Vergel, El Palo , El Carmelo, Huasanó, La Cuchilla, El Placer y Venadillo; esto a causa del movimiento de suelo en gran parte de la parte montañosa, que ha causado además daño a las viviendas, los cultivos y las vías terciaria.

Otro factor que complica la situación son los fuertes aguaceros, que amenazan con una catástrofe ambiental equiparable a la del municipio de Rosas – Cauca o peor.

El reporte de la emergencia ya está en la oficina del señor Alcalde de Caloto, el Dr. Gonzalo Emilio Ramírez Velasco y de su equipo de Gobierno, quienes han atendido este problema de gestión del riesgo parcialmente; la situación es tan grave que las características de esta emergencia no las puede solventar solo la Administración Municipal y tal podría ser el impacto que se podría presentar el desplazamiento de varias familias por afectación a sus viviendas en la parte alta y baja del municipio, realmente se desbordaría la capacidad local.

Con ello la responsabilidad de la Administración está en recepción oportuna y en hacer efectiva la gestión de la prevención, mitigación y seguimiento, además de canalizar la gestión oportuna de los diferentes niveles de gobierno para minimizan el riesgo, conectarse con el problema y solución-prevención, como de la articulación de las capacidades y organización de la comunidad campesina que ya viene adelantando tareas de prevención y mitigación del riesgo, a partir de acciones de traslado de casas, salvaguarda de los cultivos de pan coger y semillas, rescatar algunos materiales de su vivienda para reutilizar en nuevas casas improvisadas, mingas para habilitar vías terciarias obstruidas por deslizamientos y evacuar sus hogares a sitios seguros, que por la dimensión del hundimiento no son muchos.

«La magnitud de los deslizamientos cada día se acrecienta, el perfil de suelo que deja ver el hundimiento de la montaña es cada vez más grande y con ello la dimensión de desprenderse la montaña, la desaparición de varias veredas, de las vías terciarias, de acueductos comunitarios, de los cultivos de pan coger como café, platano, aguacate, hortalizas, entre otros y las vidas humanas, que son precisamente las que queremos salvaguardar con esta nueva alerta a las autoridades locales, departamentales y nacionales. Hacemos el llamado para que el sistema de alertas de gestión del riesgo, nos ponga atención de carácter prioritario y preventivo». Señaló uno de los afectados.

A la defensoría del pueblo, organizaciones de DDHH y sus buenos oficios, como comunidad campesina organizada, le hemos oficiado e invitado para que nos visite y haga verificación de lo que estamos denunciando comunidades victimas del conflicto armado”, afirman líderes de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *