Más de un billón de perdidas en los departamentos de Cauca y Nariño por derrumbe en Rosas

Compartir

El Consejo Gremial y Empresarial del departamento del Cauca y Nariño, dieron a conocer una carta enviada al Presidente de Cavo Petro, en el que exponen la difícil situación económica de estos dos departamentos por causa de la emergencia en Rosas.

En la carta enviada al Presidente, exponen diferentes puntos, en los que se destacan las pérdidas económicas para estos dos departamentos, y la solicitud de declarar emergencia económica y social, para ayudar a las gremios.

Carta enviada:

Como es de público conocimiento, el departamento del Cauca vive desde el pasado 9 de enero del presente año una emergencia social y económica producto del gigantesco derrumbe registrado en la vereda Chontaduro, que destruyó viviendas, colegios y desapareció un tramo de más de 500 metros de la vía internacional Panamericana a su paso por el municipio de Rosas, Cauca.

Desde entonces, la problemática aumenta producto de la atención humanitaria que se está haciendo para atender a las familias damnificadas que se encuentran en albergues y las familias que aún continúan en la zona, al mismo tiempo, las afectaciones al sector productivo caucano y nariñense también crecen agudizando la crisis.

En el sector agrícola ya se presenta escasez de insumos agrícolas en los municipios de Patía, Mercaderes, Almaguer, Bolívar, Balboa y Argelia para la alimentación de ganado, porcinos, pollos, gallinas ponedoras y animales domésticos, son 1.550 toneladas mensuales de alimentos balanceados para animales de corral los que se requieren para evitar la muerte o casos de canibalismo entre los animales por la falta de alimento.

Producto del deslizamiento, cien hectáreas sembradas en café pertenecientes a 125 familias pequeñas cafeteras se perdieron, generando para ellas una doble afectación económica, $2.000 mil millones correspondiente a diez mil arrobas de café que esperaban cosechar para el mes de marzo cuando inicia la cosecha principal en el departamento del Cauca, sumado a ello, la pérdida total del cultivo, que para sembrarlo nuevamente cuesta a precio de hoy, mil millones de pesos, es decir diez millones de pesos por hectárea.

El sector transporte vive una crítica situación, toda vez, que las empresas autorizadas para el transporte de pasajeros que prestan servicios desde el departamento del Cauca hacia el sur del país y viceversa, hoy han visto mermada su capacidad en un 50% dejando de transportar doce mil usuarios diarios, generando pérdidas económicas cercanas a los $500 millones diarios, acumulando a la fecha $3.500 millones, agudizando aún más la situación que registran por el transporte informal, amenazas de grupos armados en la vías alternas y demás dinámicas que ya impactan la economía de pequeños transportadores, sus familias y el de las empresas legalmente constituidas. Se requieren alivios para que el sector siga funcionando y prestando un servicio básico esencial como lo es el transporte.

El sector exportador brinda beneficios a los pequeños productores de limón Tahití en el municipio del Patía, donde la siembra de este fruto se ha convertido en una alternativa para evitar los cultivos de uso ilícito en varios municipios del sur del departamento del Cauca, la exportación de diez toneladas del limón está en riesgo porque no hay forma de cómo llevarlo hasta puerto para su embarque, generando así una afectación a la economía de estos pequeños agricultores.

La escasez de combustible en los seis municipios ubicados en el sur del Cauca, cuyo aprovisionamiento se realiza a través de camiones cisterna desde el poliducto ubicado en el municipio de Yumbo, Valle del Cauca, que por el cierre de la vía no puede realizarse, implicará abastecimiento desde el municipio de Tumaco, Nariño o haciendo uso de la Ley de Fronteras se permita que el país de Ecuador pueda proveer la oferta de combustible para el departamento de Nariño y a su vez a los municipios caucanos afectados, nos preocupa el sobrecosto que se calcula estaría entre 500 y 2.500 pesos en el transporte del combustible, sobrecosto que pedimos señor Presidente sea llevado al fondo de estabilización del precio de los combustibles-FEPC para que no se genere un aumento más en la inflación que golpearía drásticamente el bolsillo de los consumidores caucanos y nariñenses.

Hoy las pérdidas económicas calculadas por la Cámara de Comercio del Cauca, la Cámara de Comercio de Pasto, Cámara de Comercio de Ipiales y Cámara de Comercio Tumaco, ascienden a un billón de pesos, ante esta debacle económica que ya toca a la puerta de ambos departamentos y que se ha venido agudizando por más de treinta años de bloqueos a la vía panamericana por parte de las comunidades, la pandemia de la Covid-19, la protesta social del 2021 y los fenómenos naturales como el derrumbe ocurrido en el municipio de Rosas producto de la falla de romeral, que tiene incomunicado al suroccidente del país con el sur del continente vía terrestre, se hace necesario tener una mirada distinta hacia nuestro departamento del Cauca.

En ese orden de ideas, señor Presidente, solicitamos a usted:

1. Declarar la emergencia económica y social en los departamentos del Cauca y Nariño para atender las afectaciones generadas por el cierre de la vía Panamericana.

2. Revisar una Ley Cauca – Nariño que permita alivios tributarios al sector productivo de ambos departamentos, afectados por décadas de alteración al orden público producto de protestas, grupos armados ilegales, economías ilícitas, protesta social, pandemia de la Covid-19 y fenómenos naturales, que han quebrantado la economía de ambos sectores productivos, hoy, el empresariado del Cauca ha perdido la capacidad de generar nuevos empleos, ha perdido competitividad y dinámicas como las expuestas lo hacen inviable para atraer la inversión.

La Ley Cauca – Nariño, servirá para que el sector productivo reinvierta los alivios tributarios con el fin de recuperar el tejido empresarial, fortaleciendo la productividad, para que sea más competitivo, como resultado se podrá medir la recuperación con la generación de nuevos empleos formales de calidad que respondan a las necesidades del entorno social caucano.

3. Explorar un mecanismo de provisión de combustible permanente, para los seis municipios ubicados en el sur del departamento del Cauca (Patía, Bolívar, Mercaderes, Almaguer, Balboa y Argelia) hoy con escasez del líquido, pero, cuya provisión evité que el sobrecosto del flete sea cargado a las estaciones de combustible y estos a su vez, impacten en el costo del combustible al consumidor final, lo que incrementaría drásticamente la inflación impactando negativamente en la economía caucanos.

4. Adecuación del Puerto de Tumaco para que sea utilizado como una alternativa mientras se construye la variante Timbío – El Estanquillo, que permita habilitar el Puerto de Tumaco como Puerto de salida, además de explorar mecanismos que permitan que los departamentos de Cauca y Nariño ajusten su logística a estas nuevas realidades.

5. Construcción de la variante Timbío – El Estanquillo que es la solución al problema de los derrumbes que se presentan a la altura del municipio de Rosas, esperamos como sector productivo un compromiso pleno del Gobierno Nacional para su construcción total.

6. Realizar la reconstrucción de la vía Panamericana con la nueva variante en el municipio de Rosas que permita nuevamente el tránsito de carga y transporte de pasajeros por este eje vial.

7. Mantenimiento permanente de todas las vías alternas por parte del INVIAS `para que se mantengan en óptimas condiciones las carreteras alternas, además, garantizar la seguridad en estos corredores viales con la presencia del Ejército y la Policía para evitar actos de vandalismo e inseguridad que afecten el transporte de carga y pasajeros.

Explorar la alternativa de vías para responder al tránsito de carga y pasajeros:

Alternativa uno: Piedra Sentada, El Hoyo, El Cabuyal Pueblo Nuevo, El Tablón, Alto San José, Cinco Días, Timbío, Popayán que comprende 75 kilómetros y un tiempo estimado de tránsito en 2 horas y 50 minutos.

Alternativa dos: Piedra Sentada, El Hoyo, El Cabuyal Pueblo Nuevo, San Roque, Cuatro Esquinas, El Tambo, Popayán que comprende un tramo de 66 kilómetros con un tiempo estimado en tránsito en 2 horas y 40 minutos.

Arterias viales secundarias y terciarias que permitirían establecer un corredor logístico permanente para el abastecimiento de alimentos para el consumo humano, insumos agrícolas para la alimentación del ganado, porcinos, pollos, gallinas ponedoras, peces y animales domésticos, combustible, leche, que además sirva como corredor para el transporte de pasajeros desde el departamento del Cauca hasta el departamento de Nariño y viceversa.

Como sector productivo expresamos nuestra voluntad para participar en mesas de trabajo para explorar las alternativas propuestas o explorar nuevas iniciativas que velen por la protección del tejido social y empresarial del Cauca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *