Corrupción en el Ejército: Fiscalía adelanta primeras capturas por este escándalo

Compartir

Por solicitud de la Fiscalía General, las autoridades de Policía Judicial adelantan operativos para hacer efectivas nueve órdenes de captura que emitió el ente acusador, dentro de una investigación por posibles hechos de corrupción en el Ejército Nacional.

Según trascendió, uno de los capturados es el coronel retirado Harold Felipe Páez Roa, quien se desempeñó en su momento como comandante de la Cuarta Brigada del Ejército Nacional. Extraoficialmente se advierte que ya serían cinco las capturas hechas efectivas.

Páez Roa hizo parte de dicha brigada cuando estuvo bajo el mando del general Jorge Romero Pinzón, llamado calificar servicios tras ejercer como jefe del Comando de Apoyo Integral y Desarrollo.

e acuerdo con los investigadores, esta captura estaría relacionada con supuestos actos que atentan contra la administración pública y por actuaciones ligadas a supuestos hechos de corrupción en la Cuarta Brigada del Ejército Nacional.

En el expediente se hace mención a que Páez Roa fue retirado del Ejército Nacional hace más de un año, luego de estar laborando en la Brigada Once de esa institución.

Fuentes judiciales cercanas a esta investigación indicaron que se trata de la primera captura que se hace efectiva tras los hechos, que trascendieron sobre presuntos actos de corrupción que implicarían al general Jorge Romero Pinzón, quien para la época estaba al frente de la Cuarta Brigada del Ejército.

Según los investigadores, dicha brigada tiene su sede de operaciones en Medellín (Antioquia). Los hechos investigados supuestamente fueron cometidos entre el mes de diciembre de 2015 y diciembre del año 2017.

De acuerdo con los peritos del caso, se indagan posibles malos manejos de recursos en esa brigada por un monto que ascendería a los mil millones de pesos.

Las denuncias recepcionadas por parte de la Fiscalía General hacen relación a que los recursos comprometidos tenían como destino el mantenimiento de vehículos, la compra de combustible y habría sido empleados para otros fines, como el tráfico ilegal de armas.

Según trascendió, en desarrollo de esta investigación fueron emitidas un total de 9 ordenes de captura, que están pendientes de hacerse efectivas contra presuntos implicados en estos hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *