Renuncian ocho médicos de la clínica de Soledad tras amenazas a su colega

Compartir

Un grupo de médicos del área de urgencias de la Clínica Materno Infantil Adela de Char, de Soledad (Atlántico), presentó su renuncia, en respaldo al intensivista, José Julián Buelvas, luego de las amenazas recibidas en contra de su vida.

En total son ocho médicos, los que renunciaron a sus cargos, situación por la cual la dirección del centro asistencial determinó cerrar la atención de urgencias del establecimiento.

Sobre el hecho, el secretario de Salud de Soledad, Luis Fábregas, confirmó que se va a hablar con el gerente y con los médicos, para que reconsideren su posición, ya que este es el momento en el que más se les necesita por parte de la comunidad.

“Yo les pido hoy a mis colegas del gremio médico, que por favor vuelvan a sus puestos de trabajo, la comunidad los necesita, nosotros tenemos poca capacidad instalada en nuestros municipios y yo pienso que lo mejor que podemos hacer es darle un apoyo incondicional a nuestro colega, José Buelvas, que fue amenazado, rechazar lo que pasó, pero vamos a volver al trabajo, vamos a garantizarles la protección y la seguridad”, explicó el funcionario.

Debido al incremento de casos por coronavirus en Soledad, el jefe de la cartera sanitaria, considera que la falta de los galenos afectaría el procedimiento de atención para contener la patología, por lo cual hizo un llamado de apoyo al presidente Iván Duque, para incrementar las medidas de restricción.

“Estamos en un momento de aumento de la curva y a una velocidad de propagación de velocidad, muy rápida y por eso también le pido al presidente de la República, muy comedidamente y respetuosamente, que nosotros necesitamos tomar medidas más restrictivas, necesitamos hacer una militarización real en Soledad, en todos los sectores del municipio”, agregó el secretario de Salud, Luis Fábregas.

El Secretario de Salud igualmente manifestó que, “necesitamos ayuda humanitaria, alimentación para esta población, que más del 85% es de estrato uno y dos, que vive de la informalidad. Necesitamos presencia del estado, apoyo y control de esta pandemia, si se dan estos comportamientos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *