Fundación Victimas Recuperando Memorias y Construyendo Caminos por Colombia “ VIRMEC”, presento denuncia ante autoridades nacionales

Compartir

La comunidad de la Fundación Victimas Recuperando Memorias y Construyendo Caminos por Colombia “ VIRMEC”, dio a conocer una denuncia sobre secuestro agravado, tortura, persecución religiosa y lesiones personales por parte de comunidades indígenas en el municipio de Caloto, Cauca.

Según la denuncia conocida, indican sobre los siguientes sucesos que han acontecido y que por parte de los entes competentes han hecho caso omiso a los reiterados llamados que esta comunidad ha realizado:

  1. Somos Fundadores de la Organización, y Víctimas de la Masacre del Nilo.
  2. La Comunidad de Betania es miembro de la Fundación.
  3. Somos defensores de Derechos Humanos.
  4. Desde el año 2020 hemos denunciado ante la Fiscalía, defensoría, procuraduría, Ministerio del Interior y en reunión sostenida con el Viceministro se alertó de los atropellos del que son objeto la Comunidad evangélica del Cauca, por parte de algunos gobernadores Indígenas del CRC, especialmente Fabio Trochez, Gobernador de Munchique los Tigres, Canoas y el Cabildo la Aguada san Antonio, de igual manera se alertó de actos de Genocidio, Homicidios, desapariciones, adoctrinamientos, encarcelamientos injustos violándose el debido proceso y el acceso a la justicia, castigos que no son adoptados por la comunidad evangélica.
  5. El ministerio del Interior, incurre en OMISION DE VIDA; al desconocer y no intervenir para evitar estos atropellos, toda vez que el viceministro se reúne con los verdugos de la comunidad Evangélica y les concede poder territorial para que nos atropellen y puedan
  6. Se rechaza la Jurisdicción Indígena y no se permite que esta Denuncia instaurada por nosotros, se traslade a la jurisdicción de los cabildos por las razones que se exponen a continuación: No pertenecemos a este Cabildo de la Aguada San Antonio. No profesamos los usos y Costumbres de esta comunidad, somos Evangelios, un ataque contra los miembros e nuestra Fundación es contra todos nosotros, somos víctimas reconocidas ante la CIDH. La persecución religiosa es un delito de LESA HUMANIDAD el cual debe ser castigado y sancionado por lo tanto acudimos y nos sometemos a la Jurisdicción Ordinaria.

Esperan que en próximos días tengan respuesta alguna por parte de los entes judiciales y que les den pronta solución a dicha problemática que han venido teniendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *