Procuradora radicó queja por supuestas irregularidades en liberación de voceros de paz

Compartir

La procuradora general, Margarita Cabello, radicó una queja ante el Consejo Superior de la Judicatura, por presuntas irregularidades que se presentaron durante los procedimientos que permitieron la liberación de dos jóvenes miembros de La Primera Línea bajo la figura de voceros de paz. 

Para la Procuradora, estos procesos se realizaron sin permitir la participación e intervención de los procuradores judiciales penales en las diligencias en las que fue decretada la libertad para estos dos jóvenes, por lo que, bajo concepto del ente de control, las liberaciones no se ejecutaron bajo el debido proceso.

Según Margarita Cabello, las autoridades judiciales tampoco les suministraron información para actuar sobre estos casos, además de señalar que, la persona encargada de firmar las órdenes de libertad sería la Coordinadora del Centro de Servicios Judiciales del complejo judicial de Paloquemao enBogotá,quien, según indica la queja de la Procuradora General, no tendría la competencia para otorgar la liberación de los señalados. 

También aseguró que remitirá la denuncias necesarias en caso de que se presenten presuntas irregularidades en la emisión de esas boletas de libertad, además de recordar que la entidad de control debe ser citada en todas las audiencias o diligencias realizadas ante jueces de control de garantías, resaltando que son los únicos funcionarios del poder judicial que tienen competencia para levantar las medidas de aseguramiento contra los sindicados. 

Los casos a los que hace referencia el ministerio público son los del joven Santiago Márquez Charriz, quien permanecía recluido en la cárcel de Palogordo en el municipio de Girón, ubicada en el departamento de Santander, por supuestamente lanzar bombas molotov contra la fuerza pública durante las jornadas de protestas que se realizaron en el marco del paro nacional. 

La otra persona sería Adriana Esperanza Bermeo, quien cumplía condena en la cárcel El Pedregal en Medellín. Según la Fiscalía, formaría parte de La Primera Línea en la localidad de Engativá al occidente de Bogotá y sería la responsable de sabotear las protestas, lanzar bombas molotov y agredir a varios agentes de la Policía Nacional, causándoles heridas de gravedad. 

La Procuradora dijo que estará al tanto del desarrollo de las diligencias que permitan la liberación de otros integrantes de La Primera Línea en caso de que en estos procedimientos se presenten irregularidades.

INFORMACIÓN LA FM // FOTO DE ARCHIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *